2 oct. 2009

¿Cómo estar a gusto en una empresa?

Ayer he asistido a una conferencia sobre "Coaching Sistémico, una ruta para el desarrollo y la navegación personal en las organizaciones", que se celebró en el aula de Ruralcaja de Paseo de la Alameda, 34 (Valencia), impartida por Félix Castillo, organizada por Dictia Valencia, que es una entidad que hace diferentes cursos formativos en esta materia y a la que pertenecen diferentes profesionales del ámbito de la mediación familiar, entre otros.

Ya sólo el título merece una explicación por partes... ¿Qué es el coaching sistémico organizacional? Para responderlo, intentaré aclarar cada concepto por separado con mis palabras (ojo, mis palabras no tienen certificado de calidad ISO)

Coaching

En inglés: "entrenamiento". Pero entrenamiento para la mejora personal y profesional. Del mismo modo que un entrenador deportivo te ayuda a conseguir unas metas físicas, el coach, te guía en tu proceso de autoexploración, establecimiento de metas a diferentes plazos y pasos a dar para conseguir el cambio deseado.

Sistémico

Hace referencia a la terapia sistémica. La terapia sistémica se basa en las relaciones y dinámicas informales entre los grupos pequeños de personas. Estudia esas relaciones, los beneficios y perjuicios que producen e identifica cuales son las dinámicas óptimas para reforzarlas, y las dinámicas negativas para tratar de romperlas y conseguir de este modo un cambio beneficioso en la relación.

Aplicado a Organizaciones.

La terapia sistémica se viene empleando en terapia familiar. El coaching a nivel personal.
Pues el coaching sistémico aplicado a organizaciones, pretende conseguir cambios en las organizaciones, basándose en un modo sistemico de entender y planificar (la dinámica relacional en pequeños grupos) la estrategia a llevar a cabo y para que esos cambios se puedan llegar a producir.

Aportes principales de la conferencia

a) La insatisfacción personal como demanda principal

La razón de ser del coaching es la insatisfacción. ¿Estás satisfecho con tu vida personal y/o profesional? Entonces no necesitas este tipo de ayuda.

La clave del tema es de naturaleza emocional, por lo que la satisfacción profesional no tiene tanto que ver con el sueldo que se cobra, como se suele pensar habitualmente.

b) Los profesionales psico-socio-sanitarios como ideales para ejercer de coach

Psicopedagogos, psicólogos, educadores sociales, trabajadores sociales... Y en general todos los profesionales de estos sectores tienen una base ideal para formarse y ejercer el coaching.

La psicología, según Felix Castillo, ha estado muy centrada en el déficit, dejando de lado a las personas "sanas", a lo que funciona. El coaching se centra en la persona que quiere cambiar su vida, porque le produce insatisfacción.

En cierto modo, se trata de orientación pura y dura. En unos casos, profesional, en otros, más personal.

c) Cómo gestionar el cambio en las organizaciones

Los cambios no se pueden introducir mecánicamente. Hay que descubrir las dinámicas que se producen en los pequeños grupos sociales que componen las organizaciones, para intervenir en unos pocos individuos (los que conforman los grupos más importantes), para conseguir poco a poco el cambio deseado, que se producirá por contaminación vírica.

d) ¿Cuál es la clave para estar contento con tu trabajo? ¿Para ser feliz?

Los valores personales. Se trata de que allí donde estés, estés cómodo y te sientas a gusto. Que tus valores personales coincidan o sean compatibles con tu entorno diario (personal o profesional). La insatisfacción viene cuando estos valores difieren mucho de tu realidad de todos los días. (Y luego vienen los síndromes post-vacacionales que tanto critica -acertadamente- Yoriento...)

El coach ayuda a descubrir cuáles son tus valores personales, tus verdaderas aspiraciones, para analizar si son compatibles con tu entorno laboral actual y orientarte en qué pasos podrías dar para conciliar tus valores con tu realidad personal y profesional.

"He sido testigo de cómo personas muy brillantes se dejaban seducir por ofertas muy tentadoras -con sueldos y beneficios laborales irresistibles- y cómo estas decisiones les hicieron naufragar flagrantemente", decía el ponente con unas palabras más o menos parecidas (que como no llevé grabadora...)

Conclusiones:

-El autoconocimiento es la primera respuesta ante la insatisfacción personal y profesional. (Expresado en las 10 áreas vitales del coaching).
-Los valores personales son la clave para la orientación profesional y laboral ("personas muy brillantes han naufragado por dejarse llevar por ofertas muy tentadoras a nivel económico, pero que a la larga generaban insatisfacción").
-La gestión de las emociones propias y ajenas son vitales para optimizar la participación social (que sea más útil y positiva para nosotros). Si una relación necesaria va mal, lo que debemos es cambiar nuestra estrategia, en lugar de quedarnos culpando al otro. Pero para llegar a esto, primero debemos ser capaces de detectar las emociones del otro, y las nuestras, y tratar de vislumbrar por qué se producen y cómo actuamos en esta mecánica en el día a día.
-Otra capacidad fundamental para conseguir cambios positivos en una organización es la habilidad de percibir los grupos y las relaciones sociales informales (que son las del día a día, y van más allá del organigrama, que es "papel mojado").
-El cambio grupal / organizacional se genera por contaminación vírica, a través de cambios individuales en las dinámicas informales de grupos pequeños. Unos pocos individuos acabarán generando el cambio.
-Una organización en sí "no existe". Lo único que "existe" es la suma de sus pequeños grupos (de entre 4 y 8 personas), sus relaciones informales del día a día y las interconexiones entre los distintos grupos.
-Sólo es "importante" para cada miembro de una organización la información que llega a través de su pequeño grupo de referencia. El resto de la información puede ser percibida de manera formal, pero no será asumida porque se considera no importante.


En definitiva, que el coaching (como disciplina y práctica profesional), sea sistémico o no (esto es el marco operativo y teórico de cómo se estudiará la realidad y cómo se intervendrá), es a la orientación laboral lo que la comida al plato de lentejas. Dicho de otra manera (por si no se entiende, que casi seguro que no): La orientación es un ámbito del coaching, por lo que los profesionales de la orientación son, en gran medida, profesionales del coaching especializados en elecciones profesionales y búsqueda de empleo.

Esto quiere decir que nuestro campo es flexible (los orientadores pueden ampliar horizontes), y también que todo avance y conocimiento de uno u otro campo son en realidad aportes para la misma "enciclopedia"; la de cómo promover la mejora personal y profesional.

5 comentarios:

Yoriento dijo...

Gracias por la mención ;-)

Ya sabes que soy muy esceptico con la marca coaching que cada uno la aplica como considera oportuno y la nutre de contenidos biensonantes con los que es difícil estar en desacuerdo.

El coaching utiliza técnicas de psicología sistémica, y por ello no deja de ser psicología, aunque se venda en botes pequeños mucho más cara.

Pero su efectividad, como cualquier otra práctica, debe ser evaluada, algo muy difícil porque los términos y factores que emplean no están definidos operativamente. Una cosa es lo que se dice que se hace, y otra lo que se hace realmente.

Felipe dijo...

Gracias Yoriento por pasarte y comentar.

Efectivamente, el tema de la evaluación de la efectividad es la asignatura pendiente de toda práctica en nuestros ámbitos, ya que no hay metodología científica en sentido estricto (¿es posible que la haya?) en estos temas. En este sentido siempre me ha parecido que la gran paradoja de la psicología es que muchos de los aportes más grandes y revolucionarios de esta disciplina son totalmente acientíficos (no han sido hallazgos con método científico, sino percepciones de "iluminados" que creen que las cosas funcionan de una manera y aplican técnicas que más o menos dan resultado y funcionan en base a tales percepciones. Por ejemplo, el psicoanálisis...)

En cualquier caso, la efectividad vendrá dada por el paso de la insatisfacción a la satisfacción por parte del "cliente" o "usuario", en los términos en que hablamos, lo cual es fácil de comprobar, si el seguimiento es mantenido. Personalmente creo que el coaching no es planteable como consejos puntuales para luego no volver a saber de la persona, porque entonces ocurre lo que tú dices, que no se sabe si lo que se dice sirve para algo.

En todo caso, para mi son todo cuestiones de sentido común, y lo fundamental es que sea cada persona la que aprenda a sincerarse consigo misma, como paso previo fundamental. Eso del "autoconocimiento" con el que los orientadores venimos dando tanto la lata...

Yoriento dijo...

¿El aporte más grande de la psicología es el psicoanálisis?

Será el más grande la literatura... ;)

Educadora social dijo...

Sobre este tema que comentáis podríamos tratar diferentes puntos. Yo estuve en la conferencia en cuestión y el enfoque me pareció muy apropiado, y la sinopsis que nos has aproximado bastante acertada, si bien cada uno organizaría y expresaría sus términos a su manera.

Lo que sí me gustaría aportar en este debate es el hecho de que no siempre que se hable del profesional "coach" estamos hablando de un tío "jeta" que va con la idea de estafarnos por módulos, creo que todos conocemos a psicólogos que hacen lo mismo pero sin los módulos.

El psicólogo clásico adolece del mismo problema que los sistémicos (si queréis) o de las iniciativas de "coaching" y es que, casi siempre tenemos claros los diagnósticos pero a la mayoría nos patina el carácter práctico de la terapia...o dicho de otro modo, qué puedo hacer / sugerir a esta persona para que funcione y viva mejor?

Y, por esta vez, creo que el enfoque relacional y organizativo es el correcto, ya que ofrece una alternativa práctica a aquel sujeto que se siente "insatisfecho". Etiquetando no ayudamos, escuchando y analizando no resolvemos ... quizás modificando pautas de conducta o relacionales cambiemos algo o , al menos haremos que germine en el sujeto la voluntad de cambio.

Esto nos volvería a enlazar con el asunto de la charla, en la que se planteaba la "voluntad individual" como la única herramienta para el cambio. Eso también lo conocemos orientadores, educadores, psicólogos (...). Conocemos al perfil de usuario que se queja siempre por lo mismo pero que nunca llega al cambio, y , por otro lado al usuario del que no esperamos grandes cosas pero que evoluciona sorprendentemente durante el "tratamiento", solamente ante el cambio de variables comportamentales y de relación.

Bienvenida sea cualquier aportación que nos ofrezca a los educadores de "campo" más amplitud metodológica ante casos "multiproblema" o sin voluntad para el cambio.

Enhorabuena!

Felipe dijo...

Muchas gracias Educadora Social. Estoy muy de acuerdo con todo lo que has dicho.

"no te digo ná y te lo digo tó" :D